LOS DESPROPÓSITOS DEL NUEVO AÑO


Quienes formamos parte de este hermoso pero alocado mundo intuimos, todos los días de enero, que el nuevo año sí va a ser ‘por fin’ el nuestro y para celebrar con anticipación ‘semejante novedad’, hacemos una lista de las cosas que queremos mejorar o cambiar para que este sí sea el mejor de nuestras vidas.
El problema de arrancar año es que, como buenos españoles, siempre dejamos todo para mañana, mañana y mañana y así se van pasando los días, las semanas y los meses y se termina el tiempo y no solo no hicimos nada sino que, en muchos casos, terminamos peor de lo que empezamos. La clave para el éxito es: ‘la constancia’.
Y como yo sé que la gran mayoría somos soñadores y solo ponemos los pies en ella tierra para bailar o matar cucarachas, he decidido daros algún que otro consejo para que tod@s lleguemos a diciembre más contentos .
Nuevo año
Despropósitos
  • 1.- Comprar sólo lo que le siente bien (Para ahorrar). 
    La moda nos encanta y seguirla todavía más. Pero, afrontémoslo, no todas las tendencias valen para todos los cuerpos. Quizá los pitillos de corte bajo no sean la mejor prenda para unas caderas anchas y lo mismo si hablamos de una americana cruzada para un abdomen ‘poco trabajado’. Elegir las tendencias que más te gustan y valorar de una forma real cómo te van a sentar. Y lo mismo con aquellas prendas que no son de nuestra talla: ni el zapato ensanchará, ni nosotros adelgazaremos tan alegremente. Sólo un pensamiento objetivo previo te ayudará a llenar tu armario de prendas a las que realmente les saques partido sin gastarte un euro de más.

    2.- Hacer la compra sin hambre (Para adelgazar).
    Si consigues ir al gimnasio de una manera habitual y hacer dieta sana, mejor que mejor. Pero quizá sea más efectivo empezar por algo mucho más fácil. Un detallito sin importancia del que no descubriremos su efectividad hasta que lo practiquemos en serio. Hacer la compra con el estómago lleno ayuda a no comprar por impulso caprichos y alimentos poco saludables del que seguro nos arrepentiremos.

    3.- Preguntar siempre porqué (Para saber más).
    Tanto para ampliar sus conocimientos profesionales, como para mejorar sus relaciones interpersonales. Preguntar –y escuchar- le hará más sabio y mucho más interesante.

    4.-Saludar en el ascensor (Para empatizar con los demás)
    Nos encanta ser europeos -a la que firma más que a ninguno-, pero hay ciertas costumbres españolas que estaría bien no perder. Convertirse en abanderado del ‘buenos días’ en el ascensor de casa y de la oficina. Los que ya no lo practican se sorprenderán para acto seguido devolvérselo, y los que ya creían que eran una especie en extinción alegrarán su día al dar con nuevas incorporaciones. Bromas aparte, se trata de un acto de empatía que hace casi más en el que lo practica que en quien lo recibe. ¿O acaso no has tenido la sensación que la gente está especialmente gentil en aquellos días en que nos  levantamos más contentos -y viceversa-? Pues eso.

    5.- Ser más benevolente con uno mismo (Para sentirse en paz).
    Pensar siempre en lo que queremos ser o dónde queremos estar hace que a veces nos olvidemos de vivir en presente para convertirnos en unos frustrados permanentes. Dejemos de flagelarnos con lo que no hemos conseguido en 2012 y de amenazarnos con lo que habremos de obtener este año y hagamos una lista mental de todo lo que no está tan mal a nuestro alrededor hoy. Seguro que damos con más de una grata sorpresa y, a partir de ahí, un poco cada día.


1 comentarios:

  1. ¡Qué buenos consejos Patri! Eso de "dejar todo para mañana"...qué razón tienes. ¡Pues se acabó! Hoy mismo voy a empezar alguno de tus propuestas. Lo importante es que, al leer tu blog en enero de 2014 (que seguro que para entonces seras una superbloguera) hayamos cumplido todo!!!. Yo ya he puesto en práctica alguno, y tú eres parte de la inspiración que me ha llevado a ello ;)

    ResponderEliminar

 

Páginas vistas en total

Twitter Updates

Meet The Author

.